La garantía de calidad en la materia prima, un rápido embotado desde la recogida del fruto en el campo y una magnífica elaboración, basada en un pelado esmerado y riguroso del fruto, consiguen que los espárragos Pedro Luis carezcan de fibrosidad y produzcan en boca y nariz, una perfecta armonía entre sus aromas, su suave textura y su excelente sabor.

Volver